Persona con esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una lesión común. Sucede si el tobillo se enrolla o se sale de repente. Este movimiento brusco hace que la articulación del tobillo se salga de su lugar.

Un giro interno del tobillo se llama esguince de eversión . Este tipo de lesión afecta los ligamentos y tendones a lo largo de la parte interna del tobillo. Estos tendones también ayudan a sostener el arco del pie.

Las razones para ver a tu médico por un esguince de tobillo incluyen:

  • dolor extremo
  • forma extraña
  • hinchazón severa
  • incapacidad para caminar más de unos pocos pasos
  • rango de movimiento limitado
Aquí te mostramos como tratarte cuando tienes un esguince de tobillo y así, aprendas a tenerte paciencia y los cuidados adecuados:

 

¿Descanso o actividad?

Pies y manos de mujer

El ejercicio leve puede ayudar a acelerar la recuperación después de descansar por un período de uno o dos días.

Los ejercicios que fortalecen los músculos de la pantorrilla y el tobillo pueden ser útiles para mejorar el equilibrio y la estabilidad, reduciendo el riesgo de una nueva lesión.

Comienza con ejercicios de fortalecimiento suaves, si sientes que los síntomas de agravan te recomendamos tomar 2 tabletas de analgen, así la inflamación reducirá poco a poco.

Habla con tu médico o fisioterapeuta sobre los tipos de ejercicio que podrían ser beneficiosos para ti.

¿Hielo o calor?

Usa una compresa de hielo durante 15 a 20 minutos cada dos o tres horas durante las primeras 72 horas.

Esto puede no ser apropiado para personas con problemas de salud, como diabetes , daño al sistema nervioso periférico o enfermedad vascular.

No uses hielo en tu esguince de tobillo por más de 20 minutos a la vez.

Compresión

La compresión ayuda a disminuir la hinchazón y proporciona estabilidad al tobillo al inmovilizarlo. Debes aplicar un vendaje de compresión tan pronto como ocurra un esguince de tobillo.

Envuelve tu tobillo con un vendaje elástico y déjalo puesto durante 48 a 72 horas. Envuelva el vendaje bien, pero no con fuerza.

Elevación

Elevar el pie por encima de la cintura o el corazón reduce la hinchazón al promover la eliminación del exceso de líquido.

Mantén el pie en una posición elevada tanto como sea posible, especialmente en los primeros días.

Ejercicios de tobillo y estiramientos

Ciertos ejercicios pueden rehabilitar tu esguince de tobillo. Tu médico o fisioterapeuta puede recomendar una serie de movimientos diseñados para restaurar la fuerza en el área para evitar futuros esguinces.

El entrenamiento de equilibrio y estabilidad, así como los estiramientos diseñados para mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento, son especialmente útiles.

Cuanto antes puedas comenzar a ejercitar tu pie, mejor. Esto ayudará a promover la curación. ¡Pero no te excedas!

Aquí hay algunos ejercicios para probar cuando pueda:

  • Camina, con o sin muletas.
  • Traza el alfabeto con tu dedo del pie. Esto fomenta el movimiento del tobillo en todas las direcciones.
  • Párate en una pierna durante 25 segundos a un minuto para mejorar la fuerza.
  • Siéntate en una silla con el pie de la pierna afectada en el piso. Mueve la rodilla de lado a lado mientras mantienes el pie plano.
  • Estira la pantorrilla colocando las manos en una pared y colocando la pierna lesionada detrás de ti, también te ayudará a disminuir el dolor muscular. Estira la pierna y sostén por 25 segundos.

También puedes hablar con tu médico o fisioterapeuta sobre el uso de bandas de resistencia en tu rutina de ejercicio y recuperación. Verás que tu esguince de tobillo será cuestión del pasado si sigues alguno de estos tips.