Chica con pañuelo en su nariz

Sufrir de congestión nasal nunca es divertido. Puede estar lidiando con presión, dolor y más. Y es posible que se pregunte qué está causando su congestión nasal.

Causas y soluciones para la congestión nasal

La congestión nasal también puede ser causada por alérgenos y contaminantes en el aire, como el polvo, la contaminación del aire exterior y olores fuertes como perfume y colonia.

Colocar un purificador de aire en tu hogar puede ayudar a reducir los contaminantes en el aire. La congestión nasal también puede ser el resultado del aire seco, que es más común en el invierno.

Para aliviar la congestión nasal, bebe mucha agua y usa un humidificador, que puede ayudar a agregar humedad al aire.

Existen varios otros remedios caseros que pueden ayudar a aliviar las molestias. Prueba los siguientes consejos sobre cómo aliviar la congestión nasal:

Bebe líquidos, como agua o jugo.

Esto ayudará a diluir las secreciones mucosas y promover el drenaje. Evita las bebidas que contienen cafeína o alcohol, ya que pueden deshidratar.

Hidrata tus orificios nasales

Coloque una toalla sobre tu cabeza mientras inhalas el vapor de un recipiente con agua medianamente caliente.

Mantén el vapor dirigido hacia tu cara o toma una ducha caliente, respirando el aire cálido y húmedo. Esto ayudará a aliviar la congestión nasal y ayudará a drenar la mucosidad.

Duerme con la cabeza elevada

Esto ayudará a que tus orificios nasales se drenen, reduciendo la congestión.
Este tip también ayuda si tienes alguna alergia.

Come alimentos picantes

Algunas personas encuentran que los alimentos picantes como los pimientos o la mostaza picante ayudan a abrir tus fosas nasales y alivian parte del dolor y la presión en los orificios.

Toma un descongestionante

Los descongestionantes nasales de venta libre reducen el flujo sanguíneo a las membranas nasales, lo que disminuye la hinchazón y alivia la congestión nasal.

También tomando antigripales puedes aliviar las molestias de la congestión nasal durante el día y la noche.

¡Es momento de que le digas adiós y así aliviar de la congestión nasal! Esperamos que estos consejos te ayuden a sanar pronto y sigas respirando profundo.