Mujer con manos en su zona íntima

La vagina es una cavidad en la cual existen bacterias buenas que viven en perfecto equilibrio junto con los hongos, pero debes conocer cuáles son los factores de riesgo y cómo detectar infecciones vaginales para evitar que se vuelvan graves:

Síntomas

Mantente alerta ante algunos síntomas comunes que suelen aparecer desde que está iniciando una de las infecciones vaginales.

Una vez detectados, es importante que empieces a combatir la infección para que no se convierta en un problema mayor. Entre estos síntomas podemos encontrar:
• Olor.
• Picazón.
• Ardor.
• Dolor al orinar o al mantener relaciones sexuales.
• Flujo abundante de color verde, amarillo, rosa, blanco, con o sin olor.
• Rutinas básicas para comenzar febrero de manera fitness

Ariel apenada

Tips para evitarlas

Usa adecuadamente el condón

El preservativo, ya sea masculino o femenino, no sólo debe utilizarse para evitar un embarazo no deseado, también para disminuir posibilidades de infecciones vaginales y evitar la presencia del Virus de Papiloma Humano (VPH), o de otras enfermedades como el sida.

Es importante cuidar todas las relaciones sexuales con el uso de preservativos como condones trojan u otra marca confiable.

Evita la ropa interior de licra

Si usas ropa de algodón, permitirás una mejor transpiración y evitarás que haya una concentración de humedad y de temperatura en tus genitales.

En cambio si usas licra, se pueden incrementar los factores de riesgo pues origina flujo vaginal e infecciones.

Procura usar ropa que tenga puentes de algodón y evita el uso excesivo de pantiprotectores.

No uses ropa muy ajustada

La razón por la que debes evitar jeans o shorts demasiado pegados es porque forman un ambiente cálido y húmedo, propicio para la formación y proliferación de bacterias.
Procura utilizar ropa suelta o con algún tipo de ventilación, como faldas y vestidos.

Evita las duchas vaginales

No son recomendables, pues la vagina necesita hongos y bacterias buenos para mantener su equilibrio; estos microorganismos sirven para para defenderse de infecciones vaginales.

Si a diario haces lavados vaginales, entonces la vuelves presa de un flujo constante. Es decir, si tienes flujo y te lavas, entonces aumenta el flujo y debes volver a lavarte. Además, cambia el pH vaginal y se hace más propicia para una infección.

Evita lubricantes con base de aceites

Pueden desencadenar un desequilibrio y podrías tener infecciones frecuentes. Procura usar lubricantes con base de agua y guardarlo en un lugar limpio, seco y ventilado.

Además evitarás alergias o infecciones en la piel.

Seca correctamente tu zona íntima

La humedad es el ambiente perfecto para que se desarrollen y proliferen los hongos. Es muy importante secar correctamente la zona íntima antes de ponerte cualquier tipo de prenda.

¿Qué te pareció este artículo? La verdad es muy vergonzoso sufrir algunas de las infecciones vaginales que existen, así que, ¡pon atención y cuida tu zona íntima!