Cara de mujer con grietas en la piel

La piel frágil o delgada que se rasga con facilidad es un problema común. La edad, exposición al sol y la genética son todos factores a tomar en cuenta para que la piel se adelgace. Es importante remarcar que hay que tener un especial cuidado de la piel por sus características.

Esta condición no necesariamente es un signo de un trastorno médico serio.

Es una buena idea visitar a un doctor para que pueda evaluar tu piel y determinar por qué está tan frágil y te recomiente algún producto dermatologico adecuado.

Asegúrate de elegir primero los productos adecuados para el cuidado de la piel. La piel seca tiene diferentes necesidades de la piel grasa.

Sea cual sea la naturaleza de tu piel, aquí te proponemos algunas reglas a seguir.

Presta atención a las zonas más sensibles

Algunas partes del rostro (ojos, labios, etc.) tienen una piel especialmente fina y frágil. Requieren de un cuidado especial.

Una limpieza suave

El cuidado de la piel sensible comienza con la limpieza. Para no atacar la piel y conservar su equilibrio, utiliza desmaquillantes fisiológicos, especialmente formulados para cuidar su piel con cuidado.

La exfoliación

Una o dos veces a la semana, recuerda usar un exfoliante adaptado. Debe ser eficaz, a la vez que suave y respetuoso con la piel. Elige una exfoliación fisiológica, ideal para suavizar y purificar la piel respetando su equilibrio

La hidratación es esencial

La dermis está compuesta en un 70% de agua, y la epidermis en un 15%. Para mantener un buen nivel de hidratación,  es importante utilizar un cuidado diario hidratante que equilibre el nivel de agua en el corazón de la piel.

Escoge apropiadamente

Para evitar el riesgo de alergias asociadas con el uso de un producto que no se adapte a tu piel, elige un maquillaje hipoalergénico especialmente formulado para satisfacer las necesidades de todos los tipos de piel, incluso las más sensibles.

Yo por ejemplo utilizo a derma por su  origen vegetal por sus características dermocosmeticas

Protégete del sol

Sea cual sea la estación del año, elige un cuidado diario que incorpore un filtro solar. Te permite mitigar los efectos adversos del sol, acelerador del envejecimiento cutáneo.

Cuidado con las agresiones externas

La contaminación, el tabaco, el estrés … Todos tienen un efecto adversos sobre la piel. Ten en cuenta estos factores para proteger tu piel antes de salir de casa.
Muy importante, limpia tu piel por las noches, incluso si no te has maquillado durante el día.

¡No te olvides de los labios!

Cada vez que lo necesites, aplícate una crema reparadora para los labios. Re aplica el producto cuantas veces quieras ya que esta área es particularmente frágil.

Estos consejos te ayudaran para el cuidado de la piel, y si quieres ampliar más tu información acerca de como empezar a tener hábitos para tener un estilo de vida  más saludable.