vientre con reloj de arena

El metabolismo de una persona es la velocidad a la que su cuerpo quema calorías para obtener energía.

La velocidad depende de una variedad de factores, que incluyen la edad, el sexo, la grasa corporal, la masa muscular, el nivel de actividad y la genética.

Si bien una persona no tiene control sobre los aspectos genéticos, hay algunas maneras de ayudar a acelerar el metabolismo a la que el cuerpo procesa las calorías y a continuación, te las decimos:

Comer a horas regulares

Reloj con comida y cubiertos

El cuerpo depende del equilibrio y la regularidad. Comer a horas constantes puede ayudar a mantener el equilibrio metabólico.

De lo contrario, si una persona come mucho y luego pasa largos períodos sin comer, el cuerpo puede quemar calorías más lentamente y almacenar más células grasas.

Adicional, puedes apoyarte con una dosis de tendiren, medicamento herbolario que te ayudará a quemar grasa rápidamente y a saciar tu hambre.

Comer suficientes calorías

Algunas personas se saltan las comidas como una forma de perder peso. Sin embargo, esto puede afectar negativamente el metabolismo. Comer comidas que no se llenan puede tener el mismo efecto.

Comer muy pocas calorías puede hacer que el metabolismo de una persona se ralentice para que el cuerpo pueda conservar energía.

Beber té verde

Si bien los estudios no lo han demostrado de manera concluyente, alguna investigación indicó que el extracto de té verde puede desempeñar un papel en la promoción del metabolismo de las grasas.

El té verde puede ser una buena alternativa a los jugos azucarados, y beberlo puede ayudar a garantizar que una persona obtenga suficiente agua durante el día.

Hacer entrenamiento de resistencia

El entrenamiento de resistencia puede aumentar el metabolismo, ayudará a desarrollar músculo, lo que puede acelerar el metabolismo.

La masa muscular tiene una tasa metabólica más alta que la grasa, lo que significa que la masa muscular requiere más energía para preservarse.

El cuerpo de una persona naturalmente pierde músculo a medida que envejece. El entrenamiento regular de resistencia puede ayudar a contrarrestar este efecto.

El entrenamiento de resistencia puede implicar levantar pesas y hacer ejercicios que utilicen el peso del cuerpo o bandas de resistencia para desarrollar músculo.

Beber suficiente agua

Mantenerte hidratado es esencial para que el cuerpo funcione de la mejor manera. El agua es necesaria para un metabolismo óptimo y puede ayudar a una persona a perder peso.

Un estudio descubrió que agregar 1,5 litros de agua al consumo diario habitual de agua redujo el peso promedio y el índice de masa corporal en un grupo de mujeres con sobrepeso de entre 18 y 23 años.

Dormir lo suficiente

Cuando una persona duerme muy poco, el cuerpo libera una hormona, la grelina, que puede hacer que una persona sienta hambre. También libera menos leptina, una hormona que ayuda a una persona a sentirse llena.

Dormir lo suficiente puede ayudar a garantizar que estas hormonas se mantengan equilibradas, esto puede evitar que una persona coma en exceso y por lo tanto, acelerar su metabolismo y si sufres de insomnio, hay remedios muy efectivos.

Desde reducir el estrés hasta incorporar el entrenamiento de fuerza, hay varias formas de ayudar a acelerar el metabolismo. Siempre es mejor hablar con un médico antes de ajustar la dieta o hacer cambios en tu rutina de ejercicios.