Mujer con vestido azul

Las infecciones de vejiga son el tipo más común de infección del tracto urinario (ITU) . Pueden desarrollarse cuando las bacterias ingresan a la uretra y viajan a la vejiga.

La infección resultante puede causar síntomas incómodos, como la necesidad repentina de orinar. También puede causar dolor al orinar y calambres abdominales, por lo que podrás calmar el dolor con cefalexina.

Una combinación de tratamientos médicos y caseros puede aliviar estos síntomas. Si no se trata, las infecciones de la vejiga pueden poner en peligro la vida y para evitar esto, aquí hay unos remedios efectivos para la infección urinaria:

Bebe más agua

Chica tomando agua

El agua elimina las bacterias en la vejiga. Esto ayuda a eliminar la infección urinaria más rápido. También diluye tu orina, por lo que orinar puede ser menos doloroso.

La orina está hecha de productos de desecho de tu cuerpo. La orina oscura concentrada puede ser más irritante y dolorosa cuando tienes una infección de vejiga.

Antibióticos

Los antibióticos matan a las bacterias que causan la infección de la vejiga. Si tienes una infección urinaria, generalmente necesitas medicamentos para deshacerte del germen que causa la infección.

Los expertos recomiendan tratar las infecciones urinarias con antibióticos.

Almohadillas térmicas

Poner calor bajo en la región abdominal o la espalda puede aliviar el dolor sordo que a veces ocurre durante una infección urinaria. Esto puede ser especialmente útil cuando la uses junto con tus medicamentos.

Puede comprar una almohadilla térmica en una farmacia local o en línea. Asegúrate de seguir las instrucciones del paquete cuidadosamente para evitar quemarte.

También puede hacer una compresa tibia y húmeda en casa. Simplemente sumerge una toalla pequeña en agua tibia y colócala sobre tu vejiga o abdomen.

Este remedio además de ayudarte con la infección, estará desinflamando tu cuerpo de una manera increíble.

Vestimenta apropiada

Las bacterias prosperan en ambientes cálidos y húmedos. Para las mujeres, los jeans ajustados y otras prendas pueden atrapar la humedad en áreas delicadas. Esto crea un caldo de cultivo para las bacterias vaginales.

Usa ropa interior de algodón, pantalones sueltos o faldas para promover la circulación del aire y reducir el crecimiento bacteriano.

Jugo de arándano

Se ha utilizado como un tratamiento natural para prevenir la infección urinaria por generaciones.

Según una revisión de 2018, el jugo de arándano y las tabletas de arándano son prometedores como un remedio para las mujeres que frecuentemente contraen infecciones de la vejiga.

Tu médico puede recomendar un tratamiento preventivo si has estado experimentando infecciones recurrentes.

Esto puede consistir en tomar antibióticos en pequeñas dosis diarias para prevenir o controlar otra futura infección urinaria. ¡Esperamos que este artículo te haya servido! 😉