Bien dicen que la historia es cíclica y tiene un punto de repetición. Y en el caso de los pañales, no hay duda, si has platicado con tus abuelas o, quizá, con alguna de tus tías seguro te hablaran de los pañales de tela que usaban para sus bebés.

Hoy es imposible o casi imposible pensar en llevar a nuestros hijos con pañales de tela, pues la rutina diaria y los largos trayectos que recorremos harían impensable cambiar el pañal de tela con la facilidad que lo hacemos con un pañal plástico. Sin embargo, la contaminación y la economía nos han hecho retomar viejas prácticas; así llegan los pañales ecológicos.

De una manera fácil de explicar, los pañales ecológicos son, por decirlo de alguna manera, la versión más revolucionaria de los pañales de tela. Si iniciamos por lo más importante que es la comodidad, la sensación que los pañales de tela brindan a tu hijo será única pues a diferencia de los plásticos el aire fluye más fácil haciéndolo sentir fresco.

pañales ecológicos vs pañales desechables

Otra de las ventajas que tiene el uso de estos pañales es por supuesto el cuidado que tendrás para con el medio ambiente al frenar la producción de basura. Todo esto sin contar las ventajas en la conducta de tu niño o niña, mismas que se verán reflejadas en un mayor grado de independencia y autonomía.

Se dice que un niño que utiliza pañales de tela o ecológicos aprende a ir más pronto al baño, pues reconoce de inmediato cuando su pañal está mojado y eso lo motiva a avisar y tener un mayor control de esfínteres.

Es muy importante no caer en extremos. El uso de pañales ecológicos puede ser alternado con el uso de pañales desechables; así en una fiesta o en un viaje largo, usar un pañal plástico para nada representa un crimen.

Para cerrar estas líneas te comento que los beneficios de usar pañales ecológicos se verán reflejados en tu bolsillo ya que a la larga el ahorro en la compra de éstos en comparación con los desechables es considerable.