Niño sonriendo con dientes de leche

Ver los dientes de leche aparecer por primera vez es un momento emocionante en los primeros años de un niño. Los primeros dientes de tu hijo le brindan nuevas formas de comer, hablar y sonreír.

Todos queremos buena salud, felicidad y una vida de sonrisas para nuestros hijos, por eso aquí hay algunos datos importantes y consejos para mantener los dientes de leche sanos y prevenir problemas dentales dañinos en los años venideros:

Aquí hay algunos consejos para evitar que los dientes de tu hijo sufran de la terrible caries:

Evita el uso nocturno de biberones

Dormir con una botella llena de bebidas endulzadas como leche o jugo permite que su contenido azucarado se asiente en los dientes causando daños.

La caries del biberón ocurre con mayor frecuencia en los dientes frontales superiores. La exposición frecuente y prolongada de los dientes del bebé a bebidas que contienen azúcar puede causar caries.

Por lo tanto, evita llenar la botella con líquidos como agua azucarada, jugo o refrescos. Y, alienta a tu hijo a usar chupones para bebés antes de dormir, ¡más vale prevenir!

Adiós a chuparse el dedo

Niño chupando su dedo

La Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica recomienda que los niños dejen de chuparse los dedos a los 3 años de edad.

Si los hábitos persisten, tu dentista puede sugerir formas de ayudar a dejar de hacerlo.

Esto podría incluir recubrir el dedo con un barniz de sabor amargo o instalar temporalmente un aparato bucal que ayuda a prevenir la succión, así los dientes de leche se conservarán en un mejor estado.

Cuando comenzar a cepillarse con pasta de dientes

La caries puede ocurrir tan pronto como aparecen los dientes, incluso en los dientes de leche. Entonces, tan pronto como aparezcan los primeros dientes de leche, es hora de comenzar a cepillarse.

Los dientes de tu hijo deben cepillarse dos veces al día, por la mañana y antes de acostarse. Practicar el uso de hilo dental en los dientes de leche es una excelente manera de adquirir el hábito.

La primera visita de tu hijo al dentista

Visitar al dentista es otro hito en un año de emocionantes novedades. tu hijo debe visitar al dentista después de la erupción de su primer diente, o cuando tenga 1 año de edad.

El dentista de tu hijo es tu socio para ayudarlo a tener dientes sanos. Se ha demostrado que las visitas tempranas al dentista reducen el riesgo de caries al proporcionar medidas preventivas.

El dentista de tu hijo puede darte consejos sobre la mejor manera de cuidar los dientes de tu hijo.

También pueden proporcionar tratamiento rápidamente si se desarrolla algún problema y te dirá lo que tu bebé necesita.

Al tener en cuenta estos hechos, puedes asegurarte de que tu hijo esté en camino a una sonrisa saludable y sus dientes de leche estarán sanos. ¡Sus dientes adultos estarán aquí antes de que te des cuenta!