antigripales-para-malestar

Estaba por terminar cuando el dolor de cuerpo me invadió, un par de estornudos y me lloraban los ojos. Mi novio es médico, le comenté lo que sucedía y me indicó un antigripal.

Era viernes y yo me encontraba preparando la presentación para mi examen profesional. Había sido una semana llena de nervios y estrés no había comido muy bien últimamente y sumado a los cambios bruscos de temperatura la realidad es que mi cuerpo se encontraba al límite.

Fui a la farmacia y lo tomé, pocas horas después comencé a notarme con más energía y menos fuerza, el medicamento estaba surtiendo efecto. Claro, no era para menos, hoy en día los medicamentos están diseñados para tener una alta efectividad.

Si tú también te encuentras en medio de una situación importante, evita que la gripe entorpezca tu día y tu cuerpo. El antigripal, como su nombre lo indica, es un medicamento preventivo que te ayuda a evitar que el virus de la gripa se instale en tu cuerpo. Si presentas fiebre, cuerpo cortado y dolor, esta es la solución.

El día de mi examen llegó y lo presenté exitosa y sana. Después pude charlar con mi novio, quien me explicó que si bien los antigripales son muy efectivos su uso debe cuidarse mucho y no confundirse con un medicamento para curar una gripa o tos avanzada, pues es un preventivo.

Si sientes malestares como los que mencioné arriba, pero tienes dudas de cuán grave pueda ser, te aconsejo visitar a tu médico. Él se encargará de recetarte el medicamento que mejor convenga a tu padecimiento.

No trates de solucionarlo tú, aunque sientas los mismos malestares que en ocasiones pasadas, es posible que sea otra situación de tu cuerpo, es preferible consultarlo con tu médico.