Chica con protector solar en la cara

Elige el mejor protector solar para ti

El factor de protección (FPS) de una crema o protector solar es un número que indica el tiempo que el producto aumenta la capacidad de defensa de la piel frente al sol.

Si la piel puede estar expuesta al sol durante 10 minutos sin enrojecerse, un factor de protección 15 protegería durante aproximadamente 2 horas y media. Es decir, 15 minutos x 10= 150 minutos. Con un FPS 30 –continúa- estaríamos protegidos 30 minutos x 10, es decir, 5 horas, y con un FPS 50, 8 horas.

La duda que surge es, por qué se recomienda con insistencia reponer la crema solar cada dos horas si un FPS50 protege durante 8 horas. En dos horas nos tocamos la piel y sudamos. Además, el grado de absorción de cada persona es distinto.

Incluso en un mismo cuerpo hay zonas más delicadas que otras, dónde la piel es más delgada y para esto, Te recomendamos un protector solar de marcas como eclipsol, las cuáles están dermatológicamente probadas para proteger cada tipo de piel.

Por todo ello, no se puede establecer una regla fija de tanto factor, tantas horas, porque, entre otras cosas, no solo depende del tiempo de exposición.

Cada persona y cada tipo de piel es diferente, por eso, aquí te mostramos algunos tips para elegir el protector solar adecuado para ti:

Qué protector solar elegir

Manos de mujer con protector solar

Para elegir el factor de protector adecuado es importante tener en cuenta el fototipo de la persona. El fototipo viene determinado por características como la pigmentación de la piel, los ojos, el cabello, y la capacidad para broncearse.

De todo ello depende la sensibilidad de las personas a la radiación ultravioleta y el enrojecimiento

Estos son los diferentes fototipos:

Fototipo I

Pieles muy pálidas, como la de los pelirrojos y es un básico para tener una piel sana. Casi siempre se queman y es complicado que lleguen a broncearse. Tienden a sufrir reacciones alérgicas ante el sol.

Fototipo II

Piel blanca y sensible. Suelen ser personas con el pelo rubio o claro. Tampoco llegan a coger color moreno y también son sensibles a reacciones alérgicas por el sol.

Fototipo III

Tipos de piel de color intermedio. Suelen corresponder a personas con el pelo castaño, capaces de coger algo de bronceado.

Fototipo IV

Pieles oscuras de personas con el pelo negro. Se broncean fácilmente y con rapidez.  

Fototipo V

Pieles caracterizadas por ser algo más oscuras que en el fototipo anterior.

Fototipo VI

Pieles de personas negras.

Además del fototipo, a la hora de elegir FPS en un protector solar hay que tener en cuenta el índice de radiación ultravioleta. Estos índices se dividen en:

  • Radiación UV baja: valores 1 a 3.
  • Radiación media: valores 4 a 6.
  • Radiación alta: valores 7 a 9.
  • Radiación extrema: superiores a 10.

Otros factores a tener en cuenta son la hora del día, la altitud, el lugar geográfico, la estación del año y si se está en agua, nieve o arena. 

Aplica la crema antes de salir de casa, unos 30 minutos previos a la exposición solar.

Extiendela de forma uniforme y sé generoso, la cantidad de crema recomendada es de 2mg/cm2, lo que equivale a 6 cucharadas de café para un adulto de talla media.

No olvides aplicar la crema en ninguna zona del cuerpo, las orejas y los empeines suelen pasar desapercibidos.

Utiliza factor de protección solar (SFP) por encima de 30 y que proteja frente a las radiaciones UVA y UVB.

No olvides renovar tu crema cada cada 2 horas y siempre que realices un baño prolongado y/o secado con toalla, esto hará que tu piel frágil esté bien cuidada. En niños aplica la crema con mayor frecuencia especialmente si juegan de forma continua en el agua.

 No bajes la guardia los días nublados, las radiaciones solares atraviesan las nubes.

El protector solar tiene caducidad

Chica con botellas en mano

No se recomienda usarlas en la siguiente temporada de verano ya que han estado expuestas a altas temperaturas, lo que no garantiza su capacidad de protección.

Podemos consultar el período de utilización recomendado tras su apertura que figura en el dibujo en forma de tarro abierto que suele estar en el reverso del envase.

No es recomendable aplicar ningún protector solar de forma regular en niños menores de 6 meses. Mejor evitar la exposición solar directa y verás la diferencia. ¡Esperamos que esta información te haya servido!