Doctora revisando con lupa la espalda de paciente

Tú puedes obtener una infección en la piel en cualquier momento que tu piel se rompe, ya sea de un corte, tatuaje, perforación, de punción, picadura o mordedura.

Pero, ¿cómo puedes detectar que tienes una infección en la piel?

Sigue leyendo, te mostraremos desde como detectar síntomas hasta como curarte, por ejemplo: la bencilpenicilina y otros medicamentos pueden ayudarte con estos problemas.

Síntomas

Si crees que tienes una infección en la piel, observa estos signos:
• Pus o líquido se escapa del corte
• Piel roja alrededor de la lesión
• Una raya roja que va desde el corte hacia tu corazón.
• Un grano o corteza amarillenta en la parte superior
• Llagas que parecen ampollas.
• Dolor que empeora después de unos días.
• Hinchazón que empeora después de unos días.
• Una fiebre
• La herida no ha cicatrizado después de 10 días.

Puede ser difícil distinguir entre una infección y un eccema, especialmente en niños. Las personas con eccema a menudo contraen infección de la piel porque las roturas en la piel dejan entrar los gérmenes.

Si un tratamiento para el eccema no funciona o si la erupción empeora, podría ser una infección.

Tratamiento

Si tienes una infección, tu médico puede recetarte medicamentos y alejarte de la contaminación por un tiempo. Lo que te de dependerá del tipo de infección:

Los antibióticos combaten una infección bacteriana.
Los antivirales tratan las infecciones virales.
Las cremas, pomadas o polvos antimicóticos tratan las infecciones por hongos.
Cualquier ruptura en la piel puede provocar una infección por tétanos si su vacuna antitetánica no está actualizada. Consulte con su médico para ver si necesita uno de refuerzo.

Prevención

El lavado de manos adecuado es importante para prevenir una infección en la piel. Usa jabón y agua tibia para frotar tus manos durante 20 segundos, luego enjuague y seca con una toalla limpia o toalla de papel.

Usa desinfectante para manos si no hay agua y jabón cerca.
Si eres un atleta, usa una toalla limpia como barrera entre tu piel y las superficies compartidas, como máquinas de ejercicio o bancos de vestuarios.

Si el gimnasio tiene desinfectante o limpiador y toallas de papel para limpiar el equipo del gimnasio antes y después de usarlo, úsalos. Báñate y lava tu ropa y toalla después de cada entrenamiento.

Si tienes un corte o fractura menor en la piel, manténla limpia. Lávala con agua tibia y jabón. También puede usar una pomada antibiótica como bacitracina o neomicina, y cubrirla con una venda limpia.

Si tienes una infección en la piel severa, especialmente una con puntos de sutura, consulta con tu médico para obtener las instrucciones de cuidado adecuadas.