6-maneras-deshacerte-acné

Ya no quieres sentirte un adolescente que, cuando te veas al espejo, es ver un “a(ene)migo” más en tu cara, y en ocasiones surgen sin que te des cuenta, solo surgen, y aunque no quisieras, ahí están; así que aquí te dejamos algunas formas para deshacerte del molesto acné.

Los ingredientes que debes/tienes que buscar en los productos que utilices para el tratamiento de acné son:

El ácido salicílico es el estándar de oro para el tratamiento del acné.

Funciona exfoliando suavemente para destapar los poros. Está en una tonelada de limpiadores de venta libre y tratamientos para manchas, y es lo suficientemente suave como para usarlo en toda la cara.

El peróxido de benzoilo actúa matando realmente las bacterias del acné, mientras exfolia los poros al mismo tiempo. No es tan suave y puede hacer que la piel se reseque e irrite si se usa demasiado. Quédate con el tratamiento de manchas con este.

El azufre extrae el aceite de la piel y tiene un efecto de secado, por lo que es otro gran tratamiento para las manchas. También lo encontrará como el ingrediente activo en algunas máscaras faciale.

El ácido glicólico es un ácido alfa-hidroxi y un ingrediente exfoliante que se dirige al acné y las arrugas al mismo tiempo. “De la misma manera que ayuda al acné, a las arrugas, al eliminar las células muertas en la superficie. Si tiene una exfoliación efectiva, está estimulando el colágeno y el ácido hialurónico”.

Esto ayudará a mejorar la textura de la piel y reducirá las líneas finas y arrugas al tiempo que elimina los brotes.

El retinol es un derivado de la vitamina A, que la piel absorbe y convierte en ácido retinoico es un ingrediente que lo puedes encontrar fácilmente en la famosa Vitacilina. Retin-A es el formulario de prescripción. “Los retinoides tópicos son, afortunadamente, uno de los tratamientos más efectivos para el acné, y también resulta ser un ingrediente antiaging muy eficaz, debido a sus propiedades de formación de colágeno”

1. La exfoliación es clave, y algo que debes hacer más regularmente.

Una de las recomendaciones y de los hábitos que puedes hacer en tu día a día es una exfoliación es lo más importante que puede hacer de manera regular para combatir el acné, tanto en términos de prevención como de tratamiento. Existen una gran cantidad de productos que te pueden ayudar, pero el ingrediente activo que debes tomar en cuenta es el acido glicólico. Si bien un limpiador glicólico ayudará, un tratamiento que realmente absorbe la piel es lo que le dará los resultados que desea.

2. Siempre tenga a mano un tratamiento localizado.

Los tratamientos localizados son claves para tratar un grano tan pronto como sea posible. El peróxido de benzoilo a menudo es vilipendiado por ser áspero, pero cuando se trata de hacer un zet en realidad, debería ser tu mejor amigo. Solo frótalo en el lugar del problema para secarlo y matar las bacterias

3. Busca productos que también combatan la inflamación.

La inflamación siempre está involucrada cuando tienes un brote, causando que la hinchazón y el enrojecimiento todos trabajemos arduamente para cubrir a nuestro mejor corrector.

4. Es posible que necesite algo más que tratamientos tópicos.

Las hormonas son despiadadas, y todos los tratamientos tópicos en el mundo no harán una diferencia si los tuyos están realmente fuera de control. En ese caso, necesitas arreglar las cosas internamente primero.

5. Nunca intentes extraerlos por tu cuenta.

Hay algunos que son súper dolorosos; la razón por la que son dolorosos es porque la rápida expansión estira los nervios.

6. Hay una diferencia entre cicatrices e hiperpigmentación.

Las cicatrices con sangre que no van a desaparecer por sí solas y lo más probable es que necesiten tratamiento profesional. Hable con su dermatólogo sobre las opciones de láser, así como la subcisión y la microneedling, todos métodos probados para eliminar las cicatrices.

Para que el acné no sea un enemigo te recomendamos un régimen de uso diario

  • filtro solar
  • exfoliación
  • aplicación de un producto blanqueador